Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Consumo seguro de alimentos después de un tsunami

A fin de prevenir las enfermedades de transmisión por alimentos lávese las manos con agua limpia y jabón antes y después de comer o preparar alimentos y después de usar letrinas o baños. Si no tiene agua limpia, use desinfectantes de manos sin agua hasta que haya agua limpia disponible para el lavado.

No consuma alimentos que no hayan sido sellados en recipientes a prueba de agua (envases plásticos sellados o enlatados para la venta) y que puedan haber entrado en contacto con agua no potable, como agua de mar, agua de la inundación, agua de ríos o agua estancada. Deseche todo alimento que no haya estado en recipientes sellados ni a prueba de agua y que haya entrado en contacto con agua no potable.

Se pueden conservar los alimentos enlatados que no estén dañados. Quite las etiquetas y lave la parte exterior de las latas con agua y jabón, y desinfecte a fondo las latas con una solución de 1 taza (8 onzas; aproximadamente 0.25 litros) de blanqueador de uso doméstico (5.25 %) en 5 galones (unos 19 litros) de agua tratada con calidad potable. Use un marcador permanente para anotar en la lata los contenidos y la fecha de caducidad.

Si los envases de alimento abiertos tienen tapas a rosca, a presión, metálicas ondulada en los bordes (botellas como la de las gaseosas de vidrio), tapas twist o abatibles (flip top), o si han sido enlatados en casa, deséchelos si han estado en contacto con agua sin tratar. No se pueden desinfectar.

Alimentación de bebés

Si no está amamantando, use solo fórmula para bebés envasada y lista para consumir que no requiera añadir agua para preparar.

Cómo mantener los alimentos fríos

Si hay disponibilidad, se puede usar hielo seco para mantener fríos los alimentos, 25 libras (aproximadamente 11.5 kg) de hielo seco mantendrá a un congelador de 10 pies cúbicos (283 litros) de capacidad a una temperatura bajo cero por 3 o 4 días. Sea cuidadoso al manipular el hielo seco porque congela todo lo que toca. Use guantes gruesos que estén secos para evitar lesiones. Cuando el hielo se descongela, pasa de sólido a gas. Ventile (airee) vehículos o habitaciones cuando transporte, almacene o use hielo seco. Sin una buena ventilación, el gas del hielo que se va derritiendo puede acumularse y causar efectos nocivos, como por ejemplo inconsciencia y la muerte.

Qué hacer con los alimentos descongelados

Los alimentos descongelados en general se pueden comer o volver a congelar, si todavía están con el frío del refrigerador o si aún tienen cristales de hielo. Para estar seguro, recuerde: "si tiene dudas, tírelos". Deseche todo alimento que haya estado a temperatura ambiente por 2 horas o más, y cualquier alimento que tenga olor, color o textura que no sea normal. Puede usar un termómetro de cocina para verificar la temperatura de los alimentos.

Listo.gov es la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias

Ir Arriba